Nuevos datos sobre la evolución del precio del petróleo e implicaciones para la pesca española


La Agencia Internacional de la Energía ha publicado el informe Energy Outlook del año 2011. Contiene mucha información interesante, aquí simplemente dejo algunas perlas para pensar sobre el precio del petróleo y sus subvenciones:

  • En el año 2010 las subvenciones a las energías asociadas a los combustibles fósiles ascendían a 409.000 millones de dólares. Sus altos costes, y el previsible aumento que supondrá mantenerlos en un contexto de precio cada vez más alto, hacen que más de la mitad de los países estudiados se planteen como reducirlos.
  • Si no se llevan a cabo reformas el coste de los subsidios al petróleo a escala mundial llegará a los 660 mil millones en 2020, o lo que es lo mismo el 0.7% del PIB global. ¿Es este el 0,7% para el desarrollo que proponía Naciones Unidas tantos años atrás?.
  • Los subsidios a energías renovables fueron el año 2010 de 66.000 millones, es decir poco más de un 15% de los destinados a las energías fósiles (16,1%). En el mayor de los casos previstos por la Agencia Internacional de la Energía el conjunto de subsidios a las energías renovables sería de 250.000 millones el año 2035, es decir, no llegaría ni a la mitad de los dedicados al petróleo ya en el año 2020.
  • Del conjunto de subsidios al petróleo el año 2010 sólo un 8% fue distribuido entre el 20% de la población más pobre. Es por tanto un sistema no solo ecológicamente destructivo, es además socialmente muy regresivo.

Además el informe explica que es muy posible que a corto plazo tengamos precios del petróleo cercanos a 150 $ por barril.

¿Alguien, por favor, puede hacer ver a los decisores políticos que eso señala simplemente el fin de la rentabilidad de actividades como la pesca de arrastre?

Hemos de realizar una reforma radical, acelerada y ordenada de nuestra flota o el mercado lo hará por nosotros de manea desordenada y con altísimos costes sociales, y quizás también para las arcas del estado y el medio ambiente.

La reforma de la política pesquera común es nuestra oportunidad: preferencia de acceso a los recursos pesqueros para la flota con menor impacto ambiental, mayor generación de empleo,  y menor cosumo energético;  financiación condicional a estas mismas características; apoyo a la transición de la flota con una fecha límite clara; optimización del uso del recurso pesquero favoreciendo su recuperación a los niveles de máximo rendimiento sostenible en 2015 siempre que sea ecológicamente viable, y en aquellos casos en los que no sea posible por las características ecológicas siempre antes de 2020, para poder pescar más con menos consumo energético, etc. Son medidas imprescindibles e inatrasables si queremos una transición ordenada.

Estamos ante una emergencia para el sector pesquero y necesitamos un esfuerzo colectivo para romper las inercias existentes. Todos hemos de dar un paso al frente si queremos evitar oir en pocos años muchos lamentos.

 

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s